13 de abril de 2014

¿A QUIEN BENEFICIA LA VIOLENCIA EN VENEZUELA?




Por Dra. Ivette María Bolívar Dominguez



Contrariamente a lo que pudiera pensarse y decirse que la violencia debilita al gobierno, parece que no es tanto así la cuestión, si analizamos con objetividad el problema, vemos que el país inmerso en una grave crisis económica, social y moral, que perjudican enormemente al gobierno, no se puede inferir que la crisis política también sea un factor que juegue en contra del asfixiado poder ejecutivo. Díganme Uds. ¿De qué se hablaba antes del 12 de febrero de este año en Venezuela? De los muertos y secuestrados a manos de la delincuencia y la poca efectividad del Plan ”Patria Segura”, ¿Verdad?, se hablaba de la escasez de alimentos, de las medicinas, de repuestos de toda índole, se hablaba de la inflación, de la tasa de desempleo, y ya se comenzaba a comentar de la caída de la popularidad del gobierno, que por cierto nunca ha sido nada popular, recordemos que ganó con menos de 2% el 14 de Abril de 2013 y desde allí a la fecha ha sido un gobierno en picada, con todo y el maquillaje que representó el resultado del 8 de diciembre del 2013 donde el Polo Patriótico que representa electoralmente al Gobierno se alzó con la mayoría de Alcaldías, mientras la oposición solo obtuvo las más importantes excepto el Municipio Libertador del Área Metropolitana de Caracas, y aunque este resultado no reflejaba subida alguna de aceptación al gobierno, sino una muestra de la disciplina partidista, asi fue explotado y manipulado por el oficialismo, sin considerarque la verdadera causa fue que mientras el elector oficialista fue sin vacilaciones a sufragar por sus candidatos a Alcaldes impuestos, y muchos de ellos bajo la presiòn de perder beneficios, misiones, puestos de trabajo etc,  el elector opositor prefirió abstenerse, entregándole una vez más el resultado en bandeja de plata al oficialismo para que se aferraran a afirmar que como ganaron la mayoría de Alcaldías eso consolidaba la aceptación del gobierno de Nicolás Maduro, algo completamente falso y desdibujado de la realidad venezolana.


Pero volviendo al tema de la violencia, resulta que así como antes del 12 de febrero del 2014 se hablaba de los problemas del país, después de esa fecha se pusieron de lado esos problemas y la principal prioridad noticiosa y en la opinión pública fueron los asesinados en las protestas, las guarimbas, las manifestaciones, los focos de violencia, la represión, la OEA, la UNASUR, Leopoldo López, María Corina Machado, y ultimamente el tema de la "PAZ", y el "DIALOGO" etc,etc,etc, mientras seguían asesinando y secuestrando venezolanos, mientras seguía el desabastecimiento, mientras siguen las devaluaciones del Bolívar y aumenta la inflación, es decir que mientras estos problemas se obvien, la presión de todo el pueblo afectado será menor de lo que debería ser, si tomamos en cuenta que se está atentando contra lo esencial de un pueblo, su alimento, su vestido, su trabajo y su seguridad personal.


En lo personal siempre he sido de la idea que la PRESIÒN CIUDADANA CIVICA y NO VIOLENTA no debe abandonarse, debe ser firme y persistente para que esa presión logre que un mal gobierno, si no se arregla al menos rectifique, pero esa presión ciudadana no es parte de quemar, incendiar, de destruir, eso no, porque al quemar una unidad de Metrobus , no estás perjudicando al gobierno, estás perjudicando al pueblo que es usuario de ese medio, igual si destruyes una instalación oficial, eso requerirá de inversión para reparar, y ese recurso deja de utilizarse en algo valioso y fructífero, además que se les da argumentos al gobierno para justificar la no solución de problemas al decir que por erogar dinero para reparar los daños de los manifestantes no se hace una u otra obra, la cual tampoco la haría así no hubiesen protestas, pero la excusa de la protesta, de las destrucciones es perfecta para ayudar a un mal gobierno. 

No olvidemos que Venezuela está repartida en tres  sectores, el oficialista con el 41% de respaldo, el opositor con el 39% de apoyo y el neutral, indiferente y sector ni frio, ni tibio, ni caliente que representa un 20% de la población electoralmente hábil, y estos últimos son los que pueden hacer un cambio politico en el pais, participando decididamente al pasar a apoyar el 39% para que supere ampliamente a ese 41%. Esas son las cifras politicas de Venezuela, esas que han sido decisivas en los iltimos años porque esos indecisos o neutrales como se les llame, al dejar de votar es como si le dieran su voto al oficialismo, ya que dejan se sumarse a la posibilidad cierta de un cambio politico del pais.-


Considero que una lucha como la que está librando el pueblo opositor, los estudiantes, los dirigentes y relacionados en general, debe conformarse por la sumatoria de esfuerzos y de acciones, no es solo quemando basura para impedir el paso de vecinos en el este como se puede desestabilizar, es manteniendo un pueblo en la calle cívicamente, con banderas, con consignas, con reclamos, sin un solo indicio que querer fomentar un daño a la república, ni mucho menos a la propiedad privada, porque hay que tener muy claro que cuando destruyes no estás dañando al gobierno, estás dañando el patrimonio de todos los venezolanos, ya que todas esas instalaciones nos pertenecen y están ocasional y circunstancialmente en poder de un grupo político hasta que la mayoría de venezolanos decidan lo contrario.

Comentario especial merece el hecho que para que una reacción pacifica pero multitudinaria de la sociedad civil en su conjunto rinda sus frutos es necesario que se incorporen habitantes del oeste, del norte y de sur a los ya incorporados del este de las principales ciudades del país, sin ellos la lucha será incompleta e insuficiente, al igual que los resultados. Debe trabajarse entonces en la organizaciòn y en la planificación, ya que siempre lo he dicho un régimen que lleva 15 años en el poder no cae con 2,3 ó 6 meses de protestas, se requiere mucho mas consistencia y mucha mas presencia de la sociedad civil, y dejar de creer en ese mito que un "Golpe Militar" sería la solución, primero porque no lo es, segundo porque no hay esa cultura en la FANB, y tercero, como lo señaló un dirigente de oposición hace unos dias en la fulana "Reunión por el Dialogo", "Iluso el político que se crea que un General va a movilizar fusiles, aviones y tropas para quitar a un Presidente y colocarlo a él", agregaria yo, como iluso es el ciudadano que piense que quemando y destruyendo instalaciones, o cerrando el paso en vías, va a derrocar a un gobierno que cuenta con el apoyo de la FANB, o al menos de su cùpula.-


Esa sumatoria de la que hablo, va desde la presión cívica de estudiantes y sociedad civil en la calle, cada vez que el momento lo demande, cada vez que la situación del país represente un escenario propicio para salir a la calle a protestar, a exigir cambios en políticas económicas, sociales y en general, gubernamentales. Va desde la presión oficial de organizaciones políticas en gremios, en el Palacio de Gobierno, en Asamblea Nacional, en todo escenario que sea posible, el dirigente de oposición debe ser vocero y garante del reclamo de los que están inconformes con el gobierno y exigen un cambio. Y esa sumatoria va también en el aspecto de difusión internacional de la problemática venezolana, y así como se habla de “Parlamentarismo de calle” implantar un “Parlamentarismo de Fronteras, en donde todos los diputados de la bancada opositora salgan del país y coordinen conferencias, audiencias, exposiciones para que denuncien al gobierno y sean no solo intérpretes y voceros de una sociedad civil que esta frustrada y exige cambios, sino de una sociedad en general que aunque no visualice la magnitud del problema actual igual sufrirá las consecuencias cuando el problema trascienda a mayores y sea la “INCIVILIDAD”, la tendencia irreversible de la situación.-


No voy a entrar en detalles de los por menores de esta crisis que padece actualmente el país, producto, entre otras cosas de la carencia total de separación de poderes, marco esencial para el buen funcionamiento de un sistema democrático, todos los venezolanos pensantes y aún los que pensándolo lo callan por disciplinados, saben lo evidente que han sido las demostraciones de “Subalternidad” de todos los poderes del estado al poder ejecutivo nacional, lo cual se demuestra en decisiones viciadas, de destituciones inconstitucionales, en fallos "express", en toda esa serie de verdaderas aberraciones de quien no ejerce el poder con sensatez y justicia sino con complacencia y solidaridad partidista. Esta es una tarea de la dirigencia con ayuda de sectores internacionales, lograr que esta “prostitución” de los poderes del estado se acabe y que al menos se elijan integrantes en esos poderes, que guarden las apariencias y sean lo menos descarados ya que ese “caradurismo” de personajes como Luisa Ortega Díaz, Gladys Gutiérrez, Tibisay Lucena, entre otros no menos indecentes, le hace mucho daño a la estabilidad política del país, no solo del gobierno. Ellas podrán confabularse para beneficiar al gobierno y perjudicar al pueblo opositor, pero ese pueblo opositor es como una levadura, que cada día ensanchará mas el reclamo y la exigencia de honestidad y decencia y la crisis llegará a un punto “P” de no retorno.


En conclusión y en mi opinión personal, la violencia no beneficia en nada a la oposición como si beneficia al gobierno, porque teniendo control de los medios de comunicación audiovisual como lo tiene, la matriz será la de: 1) “Oposición es violenta y destruye bienes de la nación que son para el pueblo”, 2) ¿Esos violentos que queman y destruyen son los que quieren gobernar Venezuela?, 3) Como consecuencia de las acciones de violencia de la oposición el estado no ha podido cumplir con tareas, cumplir con obras, eso ha atrasado el buen curso del gobierno. Y así por el estilo, cientos de comentarios que harán de la oposición un verdugo y del gobierno una víctima, cuando la realidad es completamente contraria. Además que como ya lo señalé, siendo las protestas, los fallecidos en las mismas los eventos más noticiosos nadie hablará o se hablará muy poco de los verdaderos problemas del país y esto a quién beneficia abiertamente es al propio gobierno de Nicolás Maduro Moros.-



Hasta un próximo análisis

23 de marzo de 2014

VENEZUELA, BALANCE DE UN CONFLICTO, DESTINO DE UNA LUCHA!




Por Dra Ivette Marìa Bolivar Dominguez



Las protestas han tomado un nuevo curso, por un lado gente radical bajó la intensidad de sus reclamos, por otro el gobierno, que reprimió y violó los Derechos Humanos de una manera vil y sin escrúpulos, envía mensajes a la sociedad de tranquilidad, de paz, pero con una imagen presidencial de quien tiene un temor inocultable o está presentando problemas estomacales con inusitada periodicidad. Pero la crisis aún no pasa, podemos decir que hay altas y bajas. Aunque no estoy en las calles de Caracas ni de otras ciudades del país para palpar la atmósfera, cuento con  los ojos, los teléfonos y las imágenes que me hacen llegar mis amigos y familiares quienes hacen sentirme casi en casa.


No podemos ocultar que el malestar que diò origen a las protestas sigue intacto, pues sigue el desabastecimiento, la inflación y también la inseguridad, solo que cuando hay 30 muertos producto de la acción criminal de las fuerzas desproporcionadas de seguridad del estado, reforzadas por militantes del oficialista partido de gobierno, los 55 asesinados semanales a manos del hampa pasan a un segundo plano en lo informativo, pero no en el dolor y frustración que causan en la colectividad y en sus familiares.


Resulta sarcàstico escuchar al Sr Nicolás Maduro decir, “HEMOS DERROTADO EL GOLPE DE ESTADO”  así como quien ha logrado una gran hazaña militar de màxima estrategia y de elevadas proporciones, Sencillamente porque no hay tal “Golpe de Estado”, si entendemos esa situación como el acto violento mediante el cual fuerzas MILITARES ocupan la sede del poder central de un país, deponiendo a las autoridades en ejercicio y asumiendo ellos de manera impositiva el poder político de esa nación, en verdad si analizarnos este, en mi opinión el concepto más completo y exacto de un “Golpe de Estado” con lo ocurrido en Venezuela no puedo más que pensar que el Sr Maduro está mucho más grave en preparación y cultura general de lo que los venezolanos sospechamos. En ningún momento fuerza militar alguna ha irrumpido ninguna sede del poder central. Solo hemos visto estudiantes, madres y padres de familia, y uno que otro familiar solidario salir a hacer un poco de ruido para hacerse notar, hacerse sentir y lograr captar la atención de medios y también de esos coterráneos que a veces parecen ser extraterrestres al no sentir ni expresar ninguna opinión sencillamente con la excusa del “NO SOY NI ME GUSTA LA POLITICA” a esos a quienes yo siempre refuto con ¿Tampoco eres venezolano ni te gusta Venezuela? Porque esto no se trata de política sino de Venezuela.  Por supuesto que represión genera violencia, y ante los desmedidos ataques de las fuerzas de orden pùblico con armamento y sustancias tòxicas prohibidas por la Constitución es obvio y hasta justificado pensar que los estudiantes se defenderán con piedras, palos y hasta de las llamadas bombas Molotov, que no son mas que botellas llenas de gasolina a las cuales se les da fuego a un  trapo en forma de mecha para expandir fuego al lanzarse y romperse la botella.

Por esa razòn ofendiò tanto al movimiento estudiantil y a la sociedad civil venezolana las irresponsables declaraciones de Nicolas Maduro que supuestamente tenian informaciones que todos los muertos habian sido impactados con disparos que salieron de las mismas concentraciones de estudiantes, nada mas ruin y criminal, que asegurar esa bajeza, quien puede ni siquiera insinuar que un estudiante puede ser capaz de asesinar a un compañero, amigo y hermano, no merece perdòn de Dios.


A decir por voceros del movimiento estudiantil esto continuará hasta que les sean satisfechas algunas solicitudes, sumándose a las iniciales del conflicto de la inseguridad, el desabastecimiento y la alta inflación, la de justicia a los caidos, encarcelando a los funcionarios de la GNB, SEBIN, PNB y de los colectivos armados causantes de las 30 muertes ocurridas en el pais desde el 12 de febrero del 2014, tambien la libertad de todos los venezolanos detenidos en estos sucesos, encabezados por el Líder Leopoldo López, y más recientemente los Alcaldes Enzo Scarano y Daniel Ceballos, a decir de los políticos, los protagonistas de todos los eventos son los estudiantes y ellos deciden cuando volver a las aulas, a decir del gobierno, todo está derrotado y no hay nada que negociar, salvo la paz, una paz que realmente no sé qué significará para el gobierno, porque si Maduro Manda a la gente a salir a la calle a luchar por la Paz, es lo mismo que les ordene Matar por la vida.- En estas circunstancias prever que sucederá, solo penderá de un vilo, una suerte de olla de presión, de un volcàn a punto de hacer erupciòn.

Es que esas reacciones desproporcionadas de Nicolàs Maduro, de la Fiscal Luisa Ortega, del Ministro Rodriguez Torres, del Capitán Diosdado Cabello, son reflejo que la paz que ellos quieren está condicionada a dejarse someter a la fuerza por un gobierno que llegó o se mantuvo en el poder por un pírrico 1%, algo que le obliga de manera ineludible a negociar, a conversar, a establecer acuerdos, pero si no entienden eso, la conflictividad cada día será mayor y la paz cada día estará mas lejos. 


Mención aparte merece lo ocurrido en la sede de la OEA en Washington, en la cual Panamá de manera libre y democrática le cedió su derecho de palabra a la diputada venezolana María Corina Machado, pero de inmediato se aplicó la “PETRODIPLOMACIA”, esa que instauró Hugo Chávez que no es más que la compra de apoyos, conciencias y dignidades a cambio de barriles de Petróleo a bajo costo y con envío constante y eficiente. Inicialmente Nicaragua, uno de los gobiernos más beneficiados de la era Chávez y ahora Maduro, propone que la sesión sea “PRIVADA”, a decir verdad que sea secreta, a puertas cerradas, sin medios ni cámaras ni flashes ni celulares ni nada que le permita al mundo conocer que será lo que se trate, en criterio del embajador venezolano y principal interesado en ocultar la verdad de lo que ocurre en Venezuela Roy Chaderton, cederle la palabra a una venezolana que no es aliada del gobierno de Nicolás Maduro es una agresión contra ese gobierno. Así pues que con votación 22 a 11 y la abstención de Guyana, se aprueba el carácter secreto  de la sesión, y luego se somete nuevamente a votación la propuesta de suspender la discusión del tema “Venezuela” el cual vuelve a obtener el respaldo de las mismas 21 representaciones de Gobiernos dependientes del suministro petrolero de Venezuela más la misma representación venezolana para alcanzar una votación favorable de 22 contra 9 abstenciones y 3 votos opuestos a dicha suspensión, logrando imponerse la propuesta venezolana de impedir que se trate el tema de la represión de la que está siendo víctima el pueblo opositor venezolano y la exposición de la Diputada venezolana.-


Esta circunstancia de confabulación de países impidiendo escuchar una de las partes en conflicto en Venezuela tiene solo dos perjudicados por un lado la OEA como organización que debe velar por el respeto a los derechos humanos en los pueblos de América y demuestra que lo que se defiende en este momento es la continuidad de los gobiernos por conveniencia o compromisos económicos, lo cual deja muy mal parada a la organización, algo que nadie llegaría a imaginarse 20 años atrás que ocurriría en pleno siglo XXI, que una organización internacional sucumbiera ante las presiones de un país como Venezuela y tras bastidores de Cuba, en lo que no me niego a catalogar como un BULLYNG PETRODIPLOMATICO. El otro perjudicado es el mismo gobierno venezolano, pues ya es vox populi en todo el planeta que el Gobierno de Venezuela boicoteó para que no fuera escuchada en la OEA la voz de la disidencia, lo que demuestra que sì tiene mucho que ocultar y con la estrategia de impedir ese derecho a palabra también reafirma en qué grado se ubica el despotismo y la supresión de los derechos civiles en Venezuela, la tierra natal de Simón Bolívar.-


Así bien que este panorama hace inviable que por los momentos la OEA pueda aprobar la activación de la Carta Interamericana de la organización, y me atrevo a asegurar que aún llegando a asesinar a Un millón de venezolanos esa carta no será activada en contra del Gobierno venezolano ya que ni las Islas del Caribe, ni los países del ALBA mucho menos los de Mercosur, excepto Paraguay pondrán en riesgo que dejando de apoyar la tiranía de Nicolás Maduro ellos pierdan la posibilidad de seguir recibiendo petróleo a precio de “Gallina Flaca”, y dirán por allí, “Por la plata baila el Mono” yo lo adaptaría a que “Por el Barril del Petróleo baila el embajador OEA”.


Quedaría como salida internacional al conflicto la intervención de la ONU a través de su Consejo de Seguridad el cual tiene en este momento mayoría a toda corriente que sea apoyada por los Estados Unidos, pero aun no es firme ni decidida que la posición de Norteamérica sea la de apoyar en la ONU el inicio de una investigación por parte de la Corte Penal Internacional, sobretodo porque lo que interesa a EEUU no es ni la libertad ni el bienestar del pueblo venezolano sino la garantía del suministro de petróleo por parte de Venezuela.


Todas estas situaciones nos obligaría a pensar que por la vía de organizaciones internacionales no es viable ninguna acción que perjudique al gobierno de Nicolás Maduro, insisto, así se compruebe el exterminio de toda la oposición en Venezuela. Solo cabría la posibilidad de una mediación integrada por países que no formen parte del apoyo oficialista ni del respaldo opositor, países sin intereses directos sobre el petróleo venezolano, que insten a las partes en conflicto a una mesa de diálogo y acuerdo y donde el principal sea el de la liberación de todos los venezolanos procesados por motivos políticos y el de conformar un CNE imparcial, con rectores dignos y no comprometidos con ningún sector político venezolano. Esa sería el único y remoto aporte que pudiera dar la comunidad internacional al conflicto venezolano, pero conociendo los actores por parte del gobierno hoy en ejercicio primero muertos que negociar la composición de un CNE transparente y confiable que ponga en riesgo su triunfo en futuros procesos electorales.


¿Qué queda entonces para los venezolanos hoy en Resistencia y en Rebeldía?


Sin ánimos de desmotivarlos, la situación no es fácil, por un lado las acciones violentas desembocan en justificación para la represión y solo causaran más muertes y el fortalecimiento de un régimen que le apuesta a la violencia de los dientes para dentro y a la paz de los dientes para afuera. Pero aun así la presión debe existir debe permanecer, no sé hasta cuándo pero, es obvio que quien no está de acuerdo con la forma como son administrados los recursos, ni la justicia ni la dignidad de un país tienen derecho constitucional a manifestarlo en paz y sin violencia, ese reclamo debe permanecer vivo, latente, donde nadie piense que se rindieron pero también donde nadie sienta que está perdiendo su tiempo, es un poco paradójico expresarlo de esta forma pero es la realidad y el deber ser de lo que viene para los estudiantes y sociedad civil en total resistencia al régimen de corrupción que hoy gobierna a Venezuela.


¿Y los Militares què?


Hay quienes asoman la posibilidad que un sector de la Fuerza Armada Bolivariana sea el que reaccione y salga a apoyar a los ciudadanos en protesta, pero esta es mucho más remota que la misma intervención de organismos internacionales. Aunque debo dejar claro que aún con la cúpula castrense de este momento que son los oficiales egresados de las distintas Escuelas y Academias en los años 1984, l985 y l986 y quienes irán pasando a retiro entre 2014,2015 y 2016 respectivamente,  haya una afinidad con el chavismo e inclusive con el Castro-comunismo, pero no es la posición de toda una Institución en donde oficiales egresados en años posteriores y a pesar de la ideologización que pudo haber entre los años 2000 y 2012 tienen apego a la constitución y a las leyes de la República. No quiero decir con esto que esos oficiales institucionalistas que no aprecian como algo loable el político partidismo, saldrán a dar un golpe, no se trata de eso, sino que luego que estas cúpulas actuales, que no son más que ovejas del rebaño que pastoreaba Hugo Chávez, llegaràn altos mandos más identificados con la institucionalidad que con la partidocracia, y será muy difícil que apoyen abusos, desmanes, triquiñuelas electorales y todo eso que ha caracterizado el poder político en Venezuela desde la llegada de Hugo Chávez.



¿Y que hay de los errores del gobierno y de la pérdida de apoyo?


Esta si es una posibilidad mucho más posible, valga la redundancia, aunque más lenta, el gobierno es ineficiente por esencia, por falta de capacidad, por terquedad, por pragmatismos, por soberbia, por todos esos elementos que hacen a un gobernante impopular, y Nicolás Maduro no será la excepción, poco a poco el país seguirá hundiéndose en la escasez de alimentos porque se caerá la mentira que se trata de guerra y saboteo económico por parte de los empresarios venezolanos, y se convencerán que la verdadera causa es que no hay incentivos a la producción, porque creen que incentivar la producción es incentivar e impulsar el Capitalismo y ese es el error y la causa de este fracaso tan estrepitoso, eso seguirá pulverizando la economía, haciendo descender el PIB, aniquilando el poder adquisitivo y por ende, construirá una decepción en chavistas y no chavistas que harán sucumbir las bases de este régimen y no le quedará mas salida, si esto se produce antes del 2016 y de la posibilidad de revocar, de institucionalizar la represión y es allí donde las cosas se pueden complicar y mucho para quien no evalúe riesgos y consecuencias de cualquier decisión del punto de vista político, económico o social. Ya después del 2016 la revocatoria del mandato será el norte de la oposición, de los que se cansen de la ineficacia del gobierno y de los mismos chavistas decepcionados de la política del sucesor de su líder.



Por ahora solo me queda darle una palabra de aliento a nuestros valientes estudiantes, y decirles que nunca los ideales de libertad sucumben ante los chantajes, las presiones ni la represión, que cada estudiante fallecido sea una columna sobre la cual se levantará la nueva Venezuela que ha de llegar, no hoy, ni mañana, pero está muy cercano ese momento, que no desmayen y que se mantengan firmes en sus convicciones sin dejar  perder ni su norte, ni su visión digna de la realidad nacional. Uds. son orgullo y sabia de esta nueva república, Uds. son los HIJOS DE LA LIBERTAD!!!!!